En la ciudad de Cabildo, provincia de Petorca,  perdieron centenas de colmenas afectadas por los agroquímicos que se utilizan para el control de plagas.  Una apicultora vocera de Apivalpo AG,  comenta que esta situación se repite en todo el país y afecta el ecosistema y el desarrollo de la polinización. La misma se define como la transferencia del polen de los estambres al pistilo (órgano  de reproducción femenino de la mayoría de flores que tiene forma de botella y suele estar situado en su centro). El polen se transmite principalmente a través del viento (por ejemplo, en céspedes y coníferas) y a través de los insectos (principalmente abejas y mariposas, en la mayoría de plantas con flor), pero también a través del agua y de animales vertebrados, como ratones, murciélagos y pájaros (ej. el colibrí).

«La Ley Apícola exige que los usuarios de agroquímicos den aviso a los apicultores que estén cercanos. No estipula distancia, ni fecha. Nosotros como apicultores estamos planteando que se nos avise con 72 horas de anticipación y no hemos sido tomados en cuenta», señaló a Bío Bío.

Los apicultores piden actualizar la actual Ley Apícola, pero en el Congreso se tramita una indicación que no los satisface. Así lo explicó Gabriel Salas, vicepresidente de Federación Red Apícola Nacional.

«Se mantiene esa mirada sancionatoria, en exceso regulatoria. No se visualiza aún cómo aquellas normas o disposiciones que se presentan en este proyecto de ley pueden en verdad favorecer el desarrollo sustentable de la actividad, proteger a la apicultura y a las abejas», aseveró.

La importancia de las abejas se minimiza cuando en realidad cumplen un rol importante en la vida de los seres humanos: De las 100 especies de cultivos que abastecen el 90% de los alimentos del mundo, las abejas polinizan más del 70% de ellos. Además, polinizan más de 25.000 especies de plantas con flores. Sin estos insectos la actividad agrícola prácticamente desaparecería, lo que dejaría a muchas familias sin una fuente de ingresos.

Abejas-equilibrio-ecosistema-4
 

  Fuente: El Ciudadano (Chile)                                                                                                    Fecha de Publicación: 11/08/2017