ESTOS PROYECTOS INCENTIVAN A QUE EN OTROS PAÍSES  PUEDAN REALIZAR INICIATIVAS SIMILARES QUE AYUDEN A REALIZAR CAMBIOS RÁPIDOS LUEGO DE CATÁSTROFES

Desde fines del 2017, el término “resiliencia” se ha convertido en una palabra cada vez más de moda para muchas organizaciones humanitarias y gobiernos que se preparan para grandes catástrofes, muchas de las cuales son provocadas por el “cambio climático”, lo que hace necesaria una recuperación más rápida y efectiva.

En la primera línea de estos cambios están las comunidades, es decir, personas que se unen en una causa común para beneficiar a la población en general.

1 – PANELES SOLARES, UNO DE LOS NUEVOS SUMINISTROS ELÉCTRICOS

 En esta foto de 2017 tomada por Antara Foto, funcionarios de State Electricity Company caminan cerca de paneles de células solares en la planta de energía solar más grande de Indonesia, en la aldea de Oelpuah en Kupang.

PANELES

Fotografía tomada el 20 de julio de 2017. Antara Foto / Widodo Jusuf a través de EDITORES DE ATENCIÓN DE REUTERS – ESTA IMAGEN FUE PROPORCIONADA POR UN TERCERO. PARA USO EDITORIAL SOLAMENTE. CRÉDITO OBLIGATORIO. INDONESIA HACIA FUERA. NO VENTAS COMERCIALES O EDITORIALES EN INDONESIA.

2- ACCESO A ENERGÍA – COMERCIO DE NUEVOS YORKES  – ENERGÍA DEL HOGAR

En la ciudad de Nueva York, los vecinos que vivían al otro lado de la calle en Gowanus Canal y Park Slope descubrieron cómo intercambiar el exceso de energía solar a través de un esquema llamado TransActive Grid y electrificaron toda su comunidad.

La energía renovable estuvo en la agenda este año,  ya que el precio de la energía eólica y solar se desplomó, mientras que los alcaldes de 25 ciudades se comprometieron en las conversaciones internacionales sobre el clima en noviembre para reducir sus emisiones de carbono a cero neto para 2050.

Se han lanzado planes locales similares en Australia, Finlandia y Sudáfrica, y los expertos dicen que esto podría anunciar una revolución energética mundial a medida que las comunidades tomen el control directo de su acceso a la energía.

3- COMIDAS REGIONALES UNA SALIDA SUSTENTABLE.

 En la isla indonesia de Lombok, los crujientes chips de tortilla y la pasta de camarones transformaron a una ama de casa que dependía de los ingresos inestables de su marido en el sostén principal de la familia. Fue en un  barrio costero con bajos niveles de desarrollo, donde la mayoría de las personas vive de la pesca. Este pequeño proyecto ayudó a diversificar los ingresos  de las mujeres y de  los más pobres a trabajar de manera estable. Otro  proyecto enseñó a las mujeres cómo hacer y envasar los bocadillos a nivel local que luego fueron enviados a las ciudades más grandes para vender. Las costumbres locales  y regionales pueden ayudar a mejorar la economía del lugar a través del turismo.

Resultado de imagen para mercado en la calle comidas indonesia

4- TECNOLOGÍA – LOS JÓVENES DE NÍGER UTILIZAN SMARTPHONES PARA PLOTAR LAS INUNDACIONES

En Níger, los jóvenes armados con teléfonos inteligentes y botas utilizaron datos para mapear los riesgos de inundación.

En uno de los países más pobres del mundo, las inundaciones causaron la muerte de al menos 56 personas y destruyeron miles de hogares en la temporada de lluvias de 2017, según el Ministerio del Interior, y los residentes expresaron preocupación porque los esfuerzos para reconstruir no fueron lo suficientemente rápidos.

Un equipo de 20 “investigadores” , una mezcla de estudiantes y jóvenes profesionales de OpenStreetMap Níger– trazó áreas propensas a las inundaciones en sus teléfonos inteligentes en dos de los distritos de Niamey.

A fines de agosto, el grupo había elaborado una lista de más de 15,000 propiedades y edificios en riesgo que fueron enviados al ministerio del interior de Níger para ayudar a dirigir los esfuerzos de socorro en tiempos de inundación.

ads

5- RECICLAJE – ARQUITECTOS MEXICANOS UTILIZAN BOTELLAS DE PLÁSTICO PARA CONSTRUIR REFUGIOS DESPUÉS DEL TERREMOTO

Luego de que un terremoto de 7,1 grados de magnitud sacudió a México en septiembre, matando al menos a 369 personas y dejando a miles sin hogar, los arquitectos pidieron a las comunidades de la localidad de Jojutla en el estado de Morelos que donen botellas de plástico vacías.

Estos se llenaron de escombros y las agencias humanitarias locales mostraron a las personas cómo usarlos para construir refugios de emergencia simples para proteger a los que quedaron sin hogar y en riesgo de réplicas y temblores.

Los llamados “ladrillos de botella” resultaron ser cuatro veces más resistentes a los terremotos que el concreto debido a su flexibilidad, dijeron los expertos.