12/7/18 por Heather Luedke (EEUU) voluntaria de FEV

La semana pasada, un juez de la Corte Suprema de los EEUU se jubiló, y esto traerá consecuencias en las decisiones que se tomarán de hoy en más a nivel ambiental en los EEUU, y al rededor del mundo.

 

Efectos a nivel internacional

Juez Anthony Kennedy de los EEUU.

El juez, llamado Anthony Kennedy, era un conservador que solía votar a favor de regulaciones ambientales; él fue el voto de oscilación que permitió que muchas regulaciones ambientales fueran aprobadas. En muchos casos, una decisión de  5-4 resultaba a favor porque el Juez Kennedy hacía la diferencia, así que, sin él, las leyes ambientales en los EEUU cambiarán mucho.

Por ejemplo, un artículo del periódico Atlantic, “Justice Kennedy’s Retirement Could Reshape the Environment” dice que en muchos juicios importantes, el Juez Kennedy fue crucial en la votación. Con su voto, la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency) pudo regular bajo la ley de aire limpio, los gases de efecto invernadero. Además, la resolución permitió que el Presidente pueda regular los gases del medioambiente, y que otras regulaciones medio ambientales también puedan hacerlo. Un profesor de derecho dijo que si el Juez Kennedy hubiera ocupado filas con los otros jueces conservadores, era posible que esta regulación no hubiera sido aprobada. Así que, en el futuro, sin él, es probable que leyes similares no sean aprobadas.

Hoy en día, hay tres preguntas medio ambientales que podrían afectar muchas regulaciones en los EEUU, que se decidirán pronto. Sin el Juez Kennedy, es probable que no hayan suficientes votos para dictaminar a favor del medio ambiente. Las tres preguntas son: ¿Puede el gobierno luchar contra el cambio climático? ¿Cómo se puede regular el agua limpia? ¿Permite la constitución que el gobierno proteja especies en peligro de extinción o regule la polución? Aunque puede no ser completamente seguro, sin Kennedy, es muy probable que haya restricciones en el gobierno y en lo que puedan reglamentar las organizaciones gubernamentales.

Todo esto es relevante porque con la dimisión del Juez Kennedy, el Presidente Trump podría elegir a otro juez de la Corte Suprema que sea conservador y opuesto a las regulaciones ambientales. A su vez, es posible que este lleve al debilitamiento de varias legislaciones, como el acto de aire limpio, acto de agua limpia, y ley de especies en peligro de extinción (The Clean Air and Water Acts, and the Endangered Species Act). Además, el artículo dice, “cualquier nueva justicia elegida por el presidente Trump probablemente intentaría debilitar a la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency), y restringir su capacidad para luchar contra el calentamiento global.”

Aunque esto no está sucediendo en la Argentina, problemas del medio ambiente no abarcan fronteras – son asuntos internacionales – así que cualquier cambio grande en un país puede afectar otros países también. Además, como EEUU tiene influencia a nivel internacional, cambios en los EEUU pueda llevar a cambios en otros países también. Por eso, es importante que nosotros sepamos que está ocurriendo por el mundo, y aunemos fuerzas para proteger el medio ambiente.