Por Laura Ruiz. Técnica en Conservación de la Biodiversidad

Esta fecha ha sido decretada en 1963 por la Presidencia de la Nación Argentina en reconocimiento al Dr. Hugh H. Bennett quien ha sido pionero y emblema en el estudio y preservación de la integridad del suelo.

El suelo es un sistema natural constituido por sólidos (minerales y orgánicos), líquidos y gases. Da sustento a la vida de millones de seres vivos desde microorganismos hasta plantas y animales que conforman comunidades y hacen uso de este recurso, al igual que el ser humano.

suelo1

Photo by Kyle Ellefson on Unsplash

Hace millones de años que se llevan a cabo reacciones físicas, químicas y biológicas. Se generaron y siguen dándose adiciones, pérdidas, transferencias y transformaciones de energía y materia. El suelo soporta la natural erosión del viento, agua y glaciaciones, también los cambios de temperaturas y es rico gracias a las plantas y animales que mueren sobre su superficie y luego son descompuestos por microorganismos devolviéndole materia orgánica.

Sin embargo, para el ser humano es solo sinónimo de producción agrícola. Y por estas causas (antrópicas) sufre la degradación (pérdida o disminución de la calidad del suelo):

  • por desmontes
  • mal uso del fuego
  • sobrepastoreo
  • labranzas inadecuadas
  • falta de rotación de cultivos
  • plantaciones de monocultivos
  • expansión de la frontera agropecuaria sobre áreas naturales.

La erosión a la que es sometido por estas acciones provoca la pérdida de las capas más fértiles del suelo, sus capacidades para producir y ser el ambiente adecuado para la vida (disminución de la biodiversidad). La gravedad de estos problemas radica en que muchos de ellos son irreversibles.

suelo2

Photo by Donald Giannatti on Unsplash

Hoy, nuestro planeta atraviesa un acelerado cambio climático por calentamiento global, lo cual está provocando que áreas áridas incrementen el nivel de sequía y lugares donde naturalmente llueve mucho, pierdan el poder de absorción de agua causando inundaciones en poblaciones alejadas de los lugares disturbados por desmontes y erosión del suelo. Así como los mares y océanos contribuyen a mitigar el aumento de la temperatura por absorción del calor, el suelo (por su poder de retención de gases tales como el dióxido de carbono), también colabora contrarrestando el calentamiento global.

De las 280.000.000 has que abarca la Argentina, 112.000.000 has (40%) están afectadas en algún grado por procesos de degradación, principalmente por erosión. Tierras de alto valor para la producción agrícola, se encuentran hoy dañadas por los efectos de este proceso.

Es nuestro deber respetar la vida que engloba el suelo con buenas prácticas agrícolas. Sensibilizar a la población respecto de la importancia del cuidado del suelo, como sistema complejo es vital, ya que es obligación de los ciudadanos preservarlo para las generaciones futuras.

Fuentes

http://www.reciclame.info/calendario-medioambiental/dia-de-la-conservacion-del-suelo/
https://inta.gob.ar/documentos/6-de-julio-dia-de-la-conservacion-del-suelo
https://www.sustentartv.com/dia-de-la-conservacion-del-suelo/
http://www.comunidadism.es/agenda/dia-internacional-de-la-conservacion-del-suelo