El 29 de abril se festeja en Argentina el Día del Animal, que comenzó a celebrarse en 1908 como la “Gran Fiesta del Día del Animal” con el propósito de que sirviera para reflexionar sobre los mismos, sobre su sufrimiento y el contacto con el ser humano. En aquel momento, quienes trabajaron en esto fueron Clemente Onelli, director del Jardín Zoológico, junto con el doctor Ignacio Lucas Albarracín, quien había fundado la Sociedad Argentina Protectora de Animales en 1879 y era su presidente desde 1885 hasta su muerte. 

Además, el Dr. Albarracín propulsó la Ley Nacional de Protección de los Animales: Ley 2.786 de “Prohibición de malos tratos a los Animales”, aprobada el 25 de julio de 1891. En la cual quedaba establecido, por primera vez en la historia argentina, la obligatoriedad de brindar protección a los animales, de manera de impedir su maltrato y su caza. Y fue justamente el 29 de abril de 1926 cuando fallece a los 75 años. Casualmente el día que él había elegido para homenajear a “los más indefensos”, de ahí que se decidiera inmortalizar su labor instaurando esta fecha como el Día de los Animales.

El Dr. Albarracín estaba azorado por la falta de principios y prácticas humanitarias en contra de los animales que veía a diario en la ciudad, llevadas a cabo tanto por adultos como por niños. Y en este sentido es donde tanto trabajó: la Educación y la promulgación de una ley que protegiera a los animales. Pedía por una educación desde la edad temprana, en las casas, en la escuela, para los funcionarios y en toda institución posible; de hecho, había solicitado a la iglesia que incentive a sus feligreses para promover el respeto por los animales. Incluso ya pedía al estado la construcción de hospitales veterinarios públicos y gratuitos.

Por aquel entonces, el Dr. Albarracín se pronunció en contra de las corridas de toros, las riñas de gallos, los carruajes tirados por caballos, los circos con animales, el uso de la gomera, el tiro a las palomas, la doma de potros y la crueldad en la faena de animales para consumo -todas actividades muy normales para su época- y siguió contra el mismísimo zoológico, razón por la cual se había peleado con Onelli.

Hoy en día continuamos pidiendo respeto por la vida de los animales, nos manifestamos en contra de prácticas tales como el uso de animales para testeo en laboratorios, corridas de galgos, uso de caballos para tirar de carros, el tráfico ilegal de fauna para mascotismo o consumo de subproductos con el consecuente maltrato, el confinamiento de fauna silvestre en acuarios o zoológicos con fines de entretenimiento. Insistimos en la Tenencia Responsable de los animales de compañía, en contra de su abandono y desalentamos su compra ya que esto contempla maltrato la mayoría de las veces en criaderos clandestinos.

Y en el marco de la actual pandemia causada por el virus SARS-Cov-2 transmitido de animales silvestres al humano, debemos pensar en todas las prácticas irresponsables que realizamos en la naturaleza y que no solo pone en riesgo la salud humana, sino que pone en riesgo la supervivencia de los animales, plantas y ecosistemas fundamentales para el desarrollo de la vida en el planeta en equilibrio.

Por todo esto es fundamental recordar el artículo 41 de la Constitución Nacional que habla del derecho a un ambiente sano y saber que contamos con una Ley que debe ser invocada cada vez que nos encontremos con una situación de maltrato animal, la Ley 14.346 o ex Ley Sarmiento.

Fuentes:

https://www.infobae.com/sociedad/2020/04/29/dia-del-animal-en-argentina-por-que-se-celebra-el-29-de-abril/

https://ecologia.misiones.gob.ar/29-de-abril-dia-nacional-del-animal/

Fotografías por Roberto García

http://www.robertlanvers.com

Desde la educación en libertad, promover el respeto y buenos tratos a todos los animales.

Laura Ruiz

Técnica Universitaria en Conservación de la Biodiversidad

Educadora ambiental. Divulgadora Naturalista